COVID-19 Updates

nurse giving young girl vaccine

Actualizado el 30 de agosto, 2021

  • El estado de nuestra comunidad: El 19 de agosto, 2021, nuestro director médico, Jim Fortenberry, se unió a otros sistemas de salud médicos del área metropolitana de Atlanta en una conferencia de presa para compartir lo más reciente relacionado a la pandemia de COVID-19, incluyendo nuevos datos y su impacto en nuestra comunidad pediátrica.
  • Aprobación del FDA: El 23 de agosto, 2021, el FDA concedió la aprobación completa de la vacuna Pfizer COVID-19.
  • Vacunas para niños: Pruebas clínicas están siendo realizadas para niños de entre 6 meses y 11 años. A pesar de que aún no tenemos un período de tiempo en este momento, esperamos que las vacunas para niños entre 5 y 11 años sean autorizadas pronto.
  • Vacunas de refuerzos: A la espera de la autorización del FDA y la recomendación de la Comisión Asesora sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) del CDC, el objetivo es que las personas comiencen a recibir vacunas contra el COVID-19 este otoño. Las personas serían elegibles para el refuerzo 8 meses después de recibir su segunda dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna.

     

Buscador de vacunas

Visite vaccines.gov para encontrar una vacuna contra el COVID-19 cerca de usted.

Recordatorio: Para las personas de 12 a 17 años que sean elegibles para recibir una vacuna contra el COVID-19, Pfizer es la única vacuna aprobada para estas edades en este momento. Antes de programar una cita, asegúrese de que el lugar que elija ofrezca la vacuna de Pfizer.

Actualmente, la elegibilidad de la vacuna contra el COVID-19 en el estado de Georgia incluye a todos los individuos mayores de 12 años. La vacuna Pfizer es la única vacuna aprobada para niños entre 12 y 17 años.

En Children's, estamos comprometidos con la salud y la seguridad de nuestros pacientes, sus familias y nuestro personal. Sabemos que usted tiene muchas preguntas sobre las vacunas COVID-19 y cuándo estarán disponibles para los niños. Actualmente se están llevando a cabo pruebas clínicas para niños desde los 6 meses hasta los 11 años. Esperamos que pronto se autoricen vacunas para niños de 5 a 11 años.

Abajo encontrará algunas de las preguntas comunes más frecuentes acerca de la vacuna contra el COVID-19. Visite la página del CDC para preguntas frecuentes adicionales, además de Mitos y hechos.

No hay ningún costo asociado con recibir una vacuna contra el COVID-19.

Sí. Debido a que existen graves riesgos para la salud asociados con COVID-19 y es posible volver a infectarse, se recomiendan vacunas incluso para aquellos que ya han tenido COVID-19.

Visite vacunas.gov para encontrar un centro de vacunación cerca de usted.

Algunos niños pueden experimentar fatiga, dolor en el brazo y dolores musculares el día después de la dosis de la vacuna. Estos síntomas pueden aliviarse tomando paracetamol o ibuprofeno.

Es posible que su hijo tenga algunos síntomas que podrían excluirlo de la escuela. Recomendamos consultar con la escuela de su hijo para comprender su política de asistencia a la escuela de los niños que experimentan síntomas después de recibir una vacuna contra el COVID-19.

En este momento, todos los pacientes, visitantes y personal, independientemente de su estado de vacunación, deben usar mascarilla en todo momento mientras estén en nuestras instalaciones. Si no tiene una mascarilla, le proporcionaremos una a su llegada.

Haga clic aquí para saber más acerca de las guías del CDC para el uso de mascarillas luego de recibir la vacuna contra el COVID-19.

Los niños mayores que han sido vacunados han experimentado efectos secundarios similares a los experimentados por los adultos, incluyendo dolor o molestia en el brazo, dolores musculares, dolores de cabeza y fatiga. Los niños que han participado en ensayos clínicos también han reportado efectos secundarios similares. Los niños pueden experimentar alivio de los síntomas tomando ibuprofeno o paracetamol al día siguiente de la dosis de la vacuna.

Las reacciones adversas graves después de recibir una vacuna contra el COVID-19 parecen ser raras en adolescentes mayores y adultos jóvenes.

Children's continúa siguiendo las pautas del Departamento de Salud Pública de Georgia sobre quién es elegible para recibir una vacuna contra el COVID-19. Estamos limitados por la cantidad de vacunas distribuidas a nuestras instalaciones por el estado. Bajo este marco, Children's continúa planificando de manera proactiva cómo podemos facilitar la vacunación de aquellos que sean elegibles.

Recursos de vacunas fuera del Children’s

Visite vacunas.gov para encontrar un centro de vacunación cerca de usted.

La tecnología para las vacunas de mRNA ha existido durante casi dos décadas. Una vez que se conoció la secuencia genética del virus SARS-CoV-2 a principios de enero de 2020, científicos de todo el mundo comenzaron a trabajar en el desarrollo de vacunas, basándose en los esfuerzos previos de desarrollo de vacunas para otros dos tipos de coronavirus, el SARS y el MERS. A diferencia de la mayoría de las otras vacunas que requieren que una bacteria o virus se cultive o cultive en el laboratorio, las vacunas de mRNA son menos difíciles y requieren menos tiempo para desarrollarse.

Algunos niños con afecciones de salud subyacentes pueden experimentar una forma más grave de COVID-19. Por lo tanto, es en su mejor interés vacunarse para evitar que se infecten y tengan COVID-19.

Las vacunas contra el COVID-19 están siendo evaluadas con mucho cuidado en los niños para encontrar la mejor dosis que brinde protección y al mismo tiempo sea segura. Los estudios de las vacunas en niños han tratado de incluir a niños con una amplia gama de condiciones de salud. Millones de adultos con afecciones de salud subyacentes ya han sido vacunados de manera segura.

Uno de los objetivos de los ensayos clínicos en niños es evaluar los eventos post-infecciosos raros, como MIS-C. Es posible que los niños que han tenido MIS-C y se hayan recuperado se inscriban en ensayos clínicos de COVID-19 para niños para ayudarnos a comprender la seguridad de las vacunas covid-19 en estos niños. Estos diseños de estudio y criterios de inclusión se están desarrollando.

Actualmente no hay evidencia de que las vacunas COVID-19 causen problemas con el embarazo. Además, no hay evidencia de que los problemas de fertilidad femenina o masculina sean un efecto secundario de la vacuna COVID-19.

El CDC recomienda la vacunación contra el COVID-19 para todas las personas de 12 años o más, incluidas las personas que están embarazadas, lactando, tratando de quedar embarazadas o que pueden querer quedar embarazadas en el futuro.

Lo que usted necesita saber acerca de la vacuna contra el COVID-19 y la fertilidad.

Como todos los virus, el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, desarrollará pequeñas mutaciones con el tiempo. Los estudios de la vacuna COVID-19 probaron la efectividad de sus vacunas contra una serie de cepas variantes del virus. La información hasta la fecha sugiere que las vacunas actuales contra el COVID-19 siguen siendo efectivas contra las últimas variaciones reportadas del virus. Para lograr la tasa de eficacia más alta y maximizar su protección contra COVID-19, es importante recibir dosis de vacunas de acuerdo con el cronograma.

Tomará un par de semanas después de recibir una dosis de vacuna para que su cuerpo desarrolle su respuesta inmune completa. Esto significa que todavía es posible contraer COVID-19 durante ese tiempo. Es importante continuar usando mascarillas, practicando la higiene de manos y siguiendo el distanciamiento social incluso después de recibir la vacuna.

Sí. Si bien las vacunas covid-19 se desarrollaron rápidamente, los ensayos clínicos para examinar su seguridad y eficacia no fueron apresurados. Estas vacunas se sometieron a extensos estudios que involucraron a miles de voluntarios, y los resultados fueron revisados cuidadosamente. Hoy en día, millones de personas en los Estados Unidos han recibido vacunas contra el COVID-19 bajo el monitoreo de seguridad más intenso en la historia de los Estados Unidos.

Vacunarse no se trata solo de protegerse del COVID-19; también se trata de prevenir la propagación del virus a otros y prevenir infecciones que pueden provocar efectos negativos para la salud a largo plazo. La vacunación generalizada protege a las poblaciones, incluidas las que están en mayor riesgo y las que no pueden vacunarse.

Las vacunas de RNA mensajero (mRNA) se desarrollan utilizando una tecnología que ha existido durante casi 20 años. Los científicos han utilizado esta tecnología como parte de sus esfuerzos para hacer que las vacunas sean efectivas contra una serie de enfermedades infecciosas.

En general, las vacunas estimulan a nuestros cuerpos a desarrollar una respuesta inmune contra una infección sin que tengamos que contraer la enfermedad. Diferentes vacunas utilizan diferentes estrategias para generar esta respuesta inmune. Las vacunas de MRNA hacen esto enseñando a nuestras células cómo hacer una proteína, o incluso solo un pedazo de proteína, que desencadena una respuesta inmune dentro de nuestros cuerpos. Esa respuesta inmune, que produce anticuerpos, es lo que nos protege de infectarnos si estamos expuestos al virus real. Las vacunas de MRNA no afectan ni interactúan con nuestro propio ADN. Una vez que el mRNA ha proporcionado al cuerpo las instrucciones para hacer la proteína, el mRNA es degradado completamente por el cuerpo. Lea más sobre las vacunas COVID-19 en la página del Centro de control y prevención de enfermedades (CDC).

Los manufactureros de las vacunas Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson han publicado la lista de ingredientes para sus vacunas.

Los niños pueden recibir cualquier vacuna que esté aprobada para su edad. Actualmente, la vacuna de Pfizer está aprobada para niños de 12 a 18 años, y las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson están aprobadas para mayores de 18 años. No hay preferencia por una formula sobre otra, y cualquier vacuna que esté disponible puede ser administrada.

Conozca más acerca de los diferentes tipos de vacunas contra el COVID-19.

Este contenido es información general y no consejos médicos en específico. En caso de una duda urgente o emergencia, llame al 911 o vaya a la sala de emergencia más cercana de inmediato.