Problemas del habla

Hay tres tipos principales de problemas del habla: hipernasalidad, hiponasalidad y articulación.

  • Si el paladar blando es demasiado pequeño (o la nasofaringe demasiado grande), el habla puede ser hipernasal. Esto sucede cuando el paladar blando permite que el sonido pase por la nariz al pronunciar las palabras que no deberían ser nasales. Como resultado de ello, los sonidos del habla son demasiado nasales.
  • Si la entrada es demasiado pequeña, el habla puede ser hiponasal. Esto sucede cuando el sonido no puede ingresar a la nariz en el momento en que debería. Como resultado, puede ser difícil hacer sonidos nasales como "n" e "ing." Una entrada pequeña también puede ser la causa de que haya problemas respiratorios y ronquidos.
  • Articulación significa la aptitud de pronunciar los sonidos correctamente. Los problemas de articulación surgen cuando el aire sale por la nariz o por los dientes que no están alineados. Los malos hábitos del habla se producen cuando un niño trata de hallar otras formas de hacer sonidos difíciles. Muchos sonidos de consonantes son difíciles de pronunciar porque el sonido pasa a través de la nariz.