Alimentación después de la cirugía

Después de la cirugía, tal vez haya que cambiar los horarios de las comidas del bebé durante uno o dos días. Normalmente, podrá reasumir sus comidas con la misma tetina y el mismo biberón después de la operación. En ciertos casos, también puede necesitar una jeringa u otro método por un tiempo. El médico y el equipo craneofacial pueden explicarle los cambios a realizar en la alimentación y enseñarle todo aquello que le resulte necesario para alimentarlo.