Consejos para alimentos sólidos

Los alimentos sólidos deben suministrarse con cuchara—no en el biberón. Aquí le sugerimos algunas pautas que lo ayudarán en esta área:

  • Mantenga al niño erguido, en un asiento para bebés o en una silla alta.
  • Ofrézcale de a una cucharada por vez, en cantidades pequeñas, respetando el ritmo que su hijo marque. No lo apresure. Ya se dará cuenta cuando esté listo para el siguiente bocado.
  • Déjelo pasar los labios por la cuchara para tomar los alimentos.
  • No entre en pánico si la comida se le escapa por la nariz. Esto seguirá sucediendo hasta que el paladar esté cerrado. Haga una pausa hasta que estornude o tosa, límpiele la nariz y siga con la alimentación. Si esto sucede con demasiada frecuencia, intente ubicarlo más erguido para comer. Use una pera, de ser necesario, para facilitar la limpieza del área.
  • Evite las comidas ácidas y demasiado condimentadas, pues pueden irritar el interior de la nariz y la boca.
  • Comience con purés y alimento para bebés cuando el pediatra así se lo recomiende. Puede comenzar con los purés antes de que el paladar esté cerrado.