Guia del Labio Leporino y Palador Hendido

Estimado padre:

¡Felicitaciones por el nacimiento de su hijo! Este bebé no ha perdido tiempo para darle la primera sorpresa, pues nació con labio leporino y/o paladar hendido. Mientras usted y su familia gozan de la dicha de brindarle la bienvenida a este mundo, le aconsejamos que celebre por todo aquello que hace de su hijo un ser único y especial—lo cual incluye también sus fortalezas, debilidades, belleza e imperfecciones.

El hecho de que su hijo haya nacido con una fisura puede parecerle una crisis insuperable. La mayoría de los padres llegan a la sala de partos ansiosos por dar a luz al "niño perfecto." Cuando éste no es el caso, al principio sienten una terrible pérdida, que los enfrenta a emociones muy dispares: temor, culpa, felicidad, tristeza, ansiedad, incertidumbre y esperanza. Estos sentimientos son normales. De hecho, son comunes a muchos flamantes padres—no saber lo suficiente, hacer lo incorrecto, cometer errores. Usted no puede saberlo todo y nadie espera que lo sepa.

En este momento, usted es la persona más importante en la vida de su hijo. El equipo craneofacial del Children’s Healthcare of Atlanta está aquí para apoyarlo y para ayudarlos a usted y a su bebé. Este manual es la primera herramienta de su travesía. A medida que se vaya interiorizando sobre la afección de su bebé, encontrará mecanismos para hacer frente a sus sentimientos de incertidumbre y se sentirá bien respecto del futuro de su hijo.

Gracias por confiarnos el tratamiento del pequeño.

Saluda atentamente,

Centro para Trastornos Craneofaciales
Children’s Healthcare of Atlanta