dev

Seguridad en los parques infantiles_KH_Parent

Seguridad en los parques infantiles

(Playground Safety)

Los parques infantiles y las instalaciones para que los niños jueguen al aire libre son útiles para que su hijo se divierta, tome aire fresco y haga ejercicio; pero también pueden suponer algunos riesgos.

Las instalaciones defectuosas, las superficies poco adecuadas y el comportamiento imprudente son algunos de los peligros de los parques infantiles que llevan a que cada año, más de 200.000 niños sean atendidos en los servicios de urgencia hospitalarios por lesiones producidas en accidentes en los parques de juego. Muchas de estas lesiones se podrían haber evitado con la supervisión adecuada.

Usted puede hacer que el parque infantil sea un lugar donde su hijo pueda entretenerse estando seguro. Para ello, deberá revisar los equipos y comprobar que no sean potencialmente peligrosos, además de seguir algunas sencillas instrucciones de seguridad. También es importante que enseñe a su hijo cómo jugar con cuidado: si su hijo conoce cuáles son las normas para jugar en un parque infantil, será menos probable que se lastime.

La supervisión por parte de los adultos

Los padres pueden ayudar a prevenir los accidentes en los parques infantiles tomando algunas precauciones, asegurándose de que haya adultos que estén supervisando los juegos y que cualquier equipamiento en el que juegue un niño sea apropiado para su edad y su grado de madurez.

Los adultos pueden vigilar a los niños y ayudar a evitar lesiones asegurándose de que estos utilizan apropiadamente las instalaciones de los parques y que no se comportan de forma imprudente. Si se produce alguna lesión, un adulto puede ayudar al niño y proporcionarle los primeros auxilios inmediatamente.

Los niños deberían estar siempre al cuidado de un adulto mientras estén en el parque. Los niños pequeños (y a veces también los mayores) no pueden calcular las distancias con exactitud y no son capaces de prever situaciones de peligro por sí mismos. A los niños más mayores generalmente les gusta poner a prueba sus límites en los parques infantiles, así que es importante que un adulto esté presente para vigilarlos.

Antes de acudir a un parque infantil con su hijo, asegúrese de que las zonas de juego estén diseñadas para permitir que un adulto pueda ver claramente a los niños mientras estos juegan en todos los equipos.

Seguridad en el diseño del parque infantil

Al evaluar la seguridad de cualquier parque infantil, los factores más importantes a tener en cuenta son las superficies, el diseño y el espacio, así como la inspección y el mantenimiento de los equipamientos.

Superficies

Uno de los factores más importantes para reducir las lesiones por accidentes -y la gravedad de estas- cuando los niños se caen de los equipamientos de juego en los parques infantiles es que la superficie del suelo sea adecuada. Es importante que la superficie del suelo en la zona que está debajo de los juegos sea lo suficientemente blanda y gruesa como para amortiguar el impacto de la caída de un niño.

A continuación detallamos algunos datos a tener en cuenta:

  • El hormigón y el asfalto son peligroso e inaceptables. El césped, la tierra y las superficies de tierra compacta también son superficies poco seguras, porque las condiciones del clima y el uso excesivo pueden reducir su capacidad de amortiguar la caída del niño.
  • Sobre el suelo de los parques infantiles no debe haber agua estancada ni objetos que puedan hacer que un niño se tropiece y se caiga, como piedras, ramas de árboles y raíces de árboles.
  • No deberían haber materiales peligrosos, como trozos de vidrio y metales cortantes.
  • Las superficies que cubre el suelo deben estar rellenas de materiales no compactos como virutas de madera, paja, arena, gravilla o caucho triturado.
  • También se consideran seguras las superficies de recubrimiento de caucho o de materiales similares al caucho que hayan sido sometidas a pruebas de seguridad.
  • Las superficies de recubrimiento de caucho y el relleno de virutas de madera permiten el mejor acceso a personas en sillas de ruedas.
  • Para equipamientos con una altura de 8 pies (2,5 metros) deben utilizarse materiales de relleno no compactos para superficies con una profundidad de 12 pulgadas (30 centímetros). El material de relleno de estas superficies no debe compactarse, porque esto reduciría su efecto amortiguador.
  • Ningún material se considera seguro si la altura combinada de los equipamientos de juego y del niño (situado de pie en la plataforma más alta) supera los 12 pies (3,7 metros).
  • La superficie amortiguadora debe extenderse como mínimo 6 pies (1,9 metros) más allá del área que ocupa el equipamiento de juego. Puede que se necesite más espacio, dependiendo de lo alto que sea un tobogán o de la distancia hasta la que llegue un columpio.
  • Si se coloca material de relleno sobre una superficie dura (como asfalto y hormigón), se debe colocar una capa de 3 a 6 pulgadas (7,5 a 15 centímetros) de material de relleno como grava, una capa de tela geotextil, una capa de material de relleno de superficies y luego un recubrimiento fijo debajo de los equipamientos de juego.

Tenga en cuenta que aunque se utilicen superficies adecuadas para el suelo, no es posible prevenir todas las lesiones. Además, cuanto más altos sean los equipamientos, mayores serán los riesgos de que un niño se lastime si se cae.

Diseño y espacio

Los equipos de juego del parque infantil deben estar pensados para dos grupos diferentes de edades: de 2 a 5 años (niños en edad preescolar) y de 5 a 12 años (niños en edad escolar).

En los parques infantiles más seguros, las zonas de juego para los niños más pequeños están separadas de las de los niños mayores, y existen señales que delimitan claramente cada zona para evitar cualquier tipo de confusión.

Los niños más pequeños no deben de jugar en equipos diseñados para niños mayores, porque el tamaño de estos juegos y sus proporciones no serán adecuados para los pequeños y esto puede ocasionar accidentes. Igualmente, los niños mayores no deberían jugar en instalaciones diseñadas para los niños más pequeños. Los equipos y espacios de menor tamaño pueden causar problemas a los niños más grandes.

A continuación se detallan algunas de las cosas que deben revisarse para comprobar que el equipamiento ha sido diseñado y colocado para que resulte seguro:

  • En las superficies elevadas, incluidas las plataformas y las rampas, debe haber barandillas y barreras de protección.
  • Las estructuras para juegos de más de 30 pulgadas de altura (76 centímetros) deben estar separadas entre sí al menos 9 pies (2,7 metros).
  • Los columpios, subibajas y otros equipamientos que tengan partes móviles deben estar situados en una zona diferente al resto de las instalaciones del parque.
  • Debe haber un máximo de dos columpios por cada estructura de soporte.
  • Los columpios para los más pequeños con asientos en forma de cesta deben situarse en una zona especial para ellos.
  • Los columpios deben colocarse con una separación entre sí de como mínimo de 24 pulgadas (60 centímetros), y de 30 pulgadas (76 centímetros) entre el columpio y la estructura de soporte.
  • Asegúrese que no haya espacios donde pueda quedar atrapada la cabeza de un niño, el brazo o cualquier otra parte del cuerpo. Todas los accesos a los equipamientos (por ejemplo, peldaños de un escaleras) deben medir menos de 31/2 pulgadas (9 centímetros) y tener un anchura mayor de 9 pulgadas (23 centímetros).
  • Deben revisarse los equipos de juego con partes móviles -como los subibajas y los tiovivos- para comprobar que no haya lugares donde un niño pueda pillarse las manos o los dedos.

Mantenimiento e inspección

Independientemente de si su hijo juega en un jardín en su casa o en un parque infantil publico, es importante que usted revise el equipo para asegurarse de que está limpio y en buenas condiciones.

  • Los juegos no deben estar rotos.
  • En los juegos de madera, no debe haber grietas ni astillas.
  • Los juegos de metal no deben estar oxidados.
  • Las cercas que rodean un parque infantil público deben estar en buenas condiciones para evitar que los niños salgan corriendo a zonas de los alrededores donde circulen coches.
  • Los materiales de la superficie del suelo del parque infantil deben mantenerse en buenas condiciones, comprobando de manera regular que el material de la superficie no se compacte demasiado y que cubra todas las zonas de juego necesarias, especialmente las que rodean los equipos desde donde pueden producirse caídas.
  • Los juegos de los parques infantiles debe estar hechos con materiales resistentes que no se rompan fácilmente ni se desgasten demasiado a la intemperie.

Asegúrese de que no haya objetos peligrosos (como, por ejemplo, clavos, ganchos, tornillos o puntas afiladas) que sobresalgan del equipo y puedan provocar cortes en un niño o hacer que su ropa se quede enganchada.

Todas las piezas de juego deben estar bien fijadas, sin que haya partes sueltas o rotas. Los equipos de plástico y de madera no deben tener signos de deterioro, y no deben tener ninguna superficie astillada u oxidada.

Si el parque infantil tiene una zona acotada con arena para jugar, compruebe que en ella no haya desperdicios peligrosos como palitos afilados o vidrios rotos, y asegúrese que en la arena no haya insectos. Las zonas de arena para jugar deberían cubrirse por la noche para evitar que puedan ser contaminadas por animales, como, por ejemplo, gatos.

Ayude a que el parque infantil se mantenga limpio y seguro recogiendo la basura que pueda haber, utilizando las instalaciones de forma apropiada y comunicando cualquier problema que pueda encontrar al departamento de jardines de su ciudad, pueblo o región, a la escuela o a cualquier organización que sea responsable del mantenimiento del parque infantil. Si observa que en los equipamientos hay algo roto, que se ha desprendido o que necesite ser reparado, avise a los niños que no deben jugar en esta zona e informe del problema a las autoridades apropiadas.

Cómo enseñar a los niños a comportarse de manera segura en el parque infantil

La seguridad en el parque infantil y la supervisión de los adultos son extremamente importantes, pero esto solo es la mitad de la ecuación: los niños deben de ser conscientes de las medidas de seguridad y de cómo comportarse responsablemente en el parque infantil.

A continuación detallamos algunas normas generales que puede enseñarle a su hijo:

  • Nunca deben empujarse ni forcejear mientras jueguen en estructuras para trepar, toboganes, subibajas, columpios o cualquier otro equipo.
  • Deben utilizar los juegos correctamente: deslizarse por el tobogán sentados con los pies hacia delante; no trepar por fuera de las barandillas de seguridad; no ponerse de pie en los columpios, etc.
  • Si salen de juego de un salto, deben mirar siempre para comprobar que no haya niños a los que pudieran lastimar. Cuando salten, deben caer con ambos pies y las rodillas ligeramente dobladas.
  • Deben dejar las bicicletas, bultos y bolsas lejos de los equipos de juego y de la zona donde estén jugando, para que ningún niño tropiece y caiga.
  • Los juegos de los parques infantiles no deben utilizarse nunca sin están mojados, porque las superficies estarán resbaladizas.
  • Durante el verano, los equipos de juego pueden estar calientes, especialmente los toboganes de metal, lo que puede resultar incomodo e incluso ser peligroso. Habrá que aplicar el sentido común: si el equipo se nota caliente al tocarlo, probablemente no será seguro.
  • No deben llevar ropa con cordones u otro tipo de cuerdas cuando vayan a jugar al parque infantil. Los cordones, carteras y collares pueden quedarse enganchados en el equipo y estrangular accidentalmente a un niño.
  • Se deben aplicar loción protectora solar cuando jueguen al aire libre, inclusive en los días nublados, para la evitar quemaduras de sol.

Normas para la seguridad de los equipos de juego

Debido a las diferencias entre columpios, toboganes y estructuras para trepar, cada uno de estos equipos requiere consideraciones y precauciones distintas. Además, algunos equipos de juego no se consideran seguros, independientemente del cuidado con que lo utilice su hijo.

Seguridad en los columpios

Entre los equipos de juego móviles de los parques infantiles, los columpios son los juegos donde los niños(as) se lesionan con más frecuencia. Pero con algunas sencillas precauciones, su hijo estará seguro mientras se columpia:

  • Los columpios deben de estar fabricados con materiales blandos, como caucho o plástico, en lugar de madera o metal.
  • Los niños deben estar siempre sentados en el columpio, nunca de pie o de rodillas. Mientas se columpian, deben sujetarse fuertemente con ambas manos, y cuando quieran dejar de columpiarse, deben detener totalmente el movimiento del columpio antes de bajarse.
  • Los niños deben mantenerse a una distancia segura de otros niños que se estén columpiando, teniendo cuidado de no correr o caminar enfrente o por detrás de columpios que se estén moviendo.
  • Nunca debe montarse más de un niño en un columpio. Los columpios han sido diseñados para sostener con seguridad a una sola persona.

Seguridad en los subibajas

Debido a que el uso de los subibajas requiere que los niños cooperen, generalmente estos no están recomendados para niños en edad preescolar, a menos que el subibaja tenga algún mecanismo de muelle en el centro que evite que golpee bruscamente contra el suelo. Independientemente del diseño, tanto los subibajas como los tiovivos deben utilizarse con precaución.

Otras medidas de seguridad a tener en cuenta son:

  • Al igual que en los columpios, los asientos de los subibajas están pensados para que sólo se siente un niño. Si su hijo pesa demasiado poco para compensar el peso de la pareja del otro extremo, debe buscar otra pareja con un peso similar al suyo; nunca se debe sentar más de un niño en su lado del subibaja para crear más peso.
  • Los niños siempre deben sentarse cara a cara, en lugar de dándose la espalda.
  • Enseñe a su niño a sujetarse con fuerza con las dos manos mientras permanezca en el subibaja, a que no toque el suelo con las manos ni se impulsarse con estas y a mantener los pies a los lados del subibaja, nunca debajo de este.
  • Los niños deben mantenerse alejados de un subibaja mientras haya otros niños utilizándolo. Nunca deben colocarse debajo de un subibaja elevado, subirse de pie o balancearse en el centro de este o intentar trepar al subibaja mientras esté en movimiento.

Seguridad en el tobogán

Los toboganes son seguros si los niños son cuidadosos al utilizarlos. A continuación se detallan las medidas de seguridad que se deben tener presentes:

  • Los niños deben subir los peldaños de la escalera de uno en uno sujetándose a la barandilla, hasta llegar a la parte más alta del tobogán. Nunca deben subirse al tobogán por la rampa.
  • Su hijo siempre debe deslizarse sentado con los pies hacia delante, nunca de cabeza, sobre la espalda o el estómago.
  • Solamente debe haber un niño por vez en la rampa de deslizamiento; los niños no deben deslizarse en grupo.
  • Antes de deslizarse, los niños debe asegurarse de que la parte más baja del tobogán esté libre. Al llegar al final de la rampa, deben bajarse del tobogán y alejarse de la rampa para que otros niños puedan deslizarse sin peligro.

Seguridad en las estructuras para trepar

Las estructuras para trepar de los parques infantiles se diseñan en una gran variedad de formas y colores, e incluyen paredes para escalar, arcos y escaleras horizontales y verticales. Generalmente este tipo de equipos supone un reto mayor que cualquier otro para los niños.

Asegúrese de que su hijo sepa cómo descender de forma segura en caso de que no pueda llegar hasta arriba. Los índices más altos de lesiones en los parques infantiles públicos están asociados a las estructuras para trepar, que pueden ser peligrosas si no se diseñan o utilizan correctamente. La supervisión de los adultos es especialmente importante en el caso de que estos juegos sean utilizados por los niños más pequeños.

Los equipos para trepar pueden utilizarse con seguridad si se enseña a los niños que deben agarrarse con ambas manos, mantenerse a cierta distancia de la persona que tienen delante y tener cuidado con los pies que se estén moviendo. Para soltarse de las barras, los niños deben estar seguros de que pueden saltar al suelo sin golpearse con la estructura. Recuerde a los niños que deben de caer sobre los dos pies, con las rodillas ligeramente dobladas.

  • Puede ser peligroso que demasiados niños utilicen a la vez estas estructuras. Todos los que estén trepando deben empezar por el mismo lado de la estructura y avanzar en la misma dirección.
  • Al descender, los niños deben tener cuidado con los que estén subiendo; nunca deben apresurarse o tratar de alcanzar las barras que estén demasiado lejos de ellos.
  • Los niños menores de 5 años pueden no tener la fuerza corporal necesaria para escalar y sólo se les debe permitir trepar en las instalaciones apropiadas para su edad. Los niños en edad preescolar solamente deben de trepar hasta una altura de 5 pies de alto (1,5 metros) y los niños en edad escolar solamente deben de subir unos 7 pies de alto (2,1 metros).

Seguridad en la tirolina sobre barra

La tirolina sobre barra es una estructura elevada en la que los niños se cuelgan agarrados de un asa que se desliza por una barra con una guía cuando levantan los pies del suelo.

  • Las tirolinas sobre barra no deben colocarse en las zonas de juego de los niños en edad preescolar.
  • No debe haber ningún obstáculo en el recorrido a lo largo de la barra, sobre todo al comienzo y al final.
  • Si se colocan cerca dos estructuras de este tipo, deben estar separadas, como mínimo, 4 pies (1,2 metros).
  • El asa debe estar situada a una distancia de 64 a 78 pulgadas (1,6 a 2 metros) del suelo.
  • No debe atarse ni fijarse nada en ninguna parte de la barra.
  • Las piezas móviles deben estar protegidas para evitar lesiones por choques.

Seguridad en los troncos rodantes

Los troncos rodantes tienen a los lados unos postes con asas donde los niños pueden agarrarse. Los niños tienen que mantenerse en equilibrio sobre el tronco y hacerlo girar con los pies. Este juego ayuda a los niños más mayores a desarrollar el equilibrio y la fuerza.

  • Los troncos rodantes están recomendados para los niños en edad escolar.
  • Todos los troncos deben tener algún sistema para agarrarse que ayude a mantener el equilibrio.
  • El punto más alto del tronco rodante debe estar a unas 18 pulgadas (45,7 centímetros) del suelo.

Equipos peligrosos en los parques infantiles

Los siguientes equipos de los parques infantiles pueden ser peligrosos:

  • estructuras de columpios con formas de animales
  • columpios con asientos para más de un niño a la vez
  • cuerdas para balancearse que puedan desgastarse, deshilacharse o enredarse (cualquier tipo de cuerda sujeta a un equipamiento representa un peligro potencial de estrangulación; por ello, nunca deje que su hijo ate cuerdas de saltar o correas en el equipamiento)
  • los aros (como los que usan los gimnastas) y los trapecios
  • las estructuras para trepar demasiado complejas o elevadas
  • los trampolines

El juego es una parte importante del desarrollo físico, social, intelectual y emocional de su hijo. Si sigue estos consejos, su hijo podrá jugar con la mayor seguridad posible.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD y John Howard, MD
Fecha de revisión: octubre de 2008


Related Sites

Institutos Nacionales de la Salud
Hablemos en Confianza

Related Articles

Folleto de instructiones: Caídas (Falls)
Botiquín de primeros auxilios
Elección de juguetes seguros
Cómo preparar a su hijo para las visitas al médico
¿Sabes moverte por el mundo?
Seguridad y bicicletas