dev

La gripe_KH_Kids

La gripe

(Flu)

La gripe es una infección que provoca fiebre, escalofríos, tos, dolores musculares, dolor de cabeza y a veces dolor de oídos o problemas en los senos nasales. Está causada por el virus de la gripe. Los virus son microorganismos, lo que significa que son demasiado pequeños para poderlos ver sin un microscopio potente.

Una vacuna necesaria para este año

El año pasado se habló mucho sobre la gripe H1N1 (o porcina). Eso se debió a que se trataba de un nuevo tipo de virus gripal y la vacuna antigripal ordinaria no incluía la protección contra aquel virus. Por eso la gente necesitaba ponerse dos vacunas antigripales. Pero este año, la vacuna antigripal ordinaria se ha modificado, incluyendo la protección contra el virus H1N1.

La vacuna está disponible en forma de inyección y en forma de spray o nebulizador nasal. La mayoría de niños de más de dos años pueden recibir la vacuna en forma de spray nasal. Los niños menores de nueve años necesitan dos dosis de la vacuna si nunca se han puesto una vacuna antigripal o no se pusieron la vacuna contra el virus H1N1 durante la estación gripal de 2009-2010. Los niños de nueve años en adelante y los adolescentes solo necesitan una dosis.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan la vacuna antigripal para todas las personas de seis meses en adelante. Si eres un niño, ¡esta recomendación te incluye a ti!

Ciertos grupos tienen mayor riesgo de complicaciones a consecuencia de la gripe, incluyendo los siguientes:

  • mujeres embarazadas
  • niños menores de cinco años, especialmente los menores de dos
  • gente de 65 años en adelante
  • personas de cualquier edad que padezcan problemas de salud crónicos

De modo que, si eres un niño que padece asma, diabetes u otro problema de salud, tu médico te recomendará que te vacunes contra la gripe.

Las vacunas antigripales se administran durante el otoño, antes de que empiece la estación gripal. Esta abarca los meses del año en que hay más gente afectada por la enfermedad y es más fácil contagiarse. Suele empezar en noviembre y terminar en mayo.

¿Por qué vacunarse?

Si te vacunas contra la gripe, sea por spray nasal o por inyección, estarás protegido de contraer una gripe fuerte. Es posible que no contraigas la gripe en absoluto o que, en caso de contraerla, solo tengas síntomas leves y mejores bastante deprisa.

Tal vez te preguntes por qué tienes que ponerte la vacuna antigripal cada año. He aquí el motivo: hay una gran cantidad de virus gripales diferentes. ¿Te acuerdas de la gripe H1N (o porcina)? Año tras año, los investigadores eligen los tres virus que tienen más probabilidades de provocar problemas. Y la vacuna antigripal incluye la protección contra esos tres virus, que varían de año en año.

¿Cómo se propaga la gripe?

El virus de la gripe se contagia a través de gotitas que expelen las personas infectadas por la boca y la nariz al estornudar, toser o, incluso, reírse. Tú puedes contraer la gripe si respiras las gotitas expelidas por una persona infectada.

También la puedes contraer si esas gotitas se depositan en tus manos y después te tocas la boca o la nariz. No es de extrañar que la gente siempre te diga que te cubras la boca y la nariz al estornudar. Y, si estornudas, ¡lávate después las manos!

¿Y si resulta que contraes la gripe?

Si tu médico considera que podrías haber contraído la gripe, es posible que utilice un bastoncito largo de algodón para obtener una muestra de la mucosidad de tu nariz. Evaluando esa muestra en un laboratorio se determinará si tienes o no la gripe.

Pero generalmente eso no es necesario. Basándose en tus síntomas y en tu aspecto físico durante la visita, tu médico probablemente sabrá si padeces la gripe, especialmente si hay muchos casos de gripe en tu localidad.

Una vez el médico te diagnostique una gripe, deberás adoptar las siguientes medidas para encontrarte mejor:

  • Descansar en la cama o en el sofá.
  • Beber líquidos en abundancia, como agua, caldo de pollo y otros.
  • Tomar los medicamentos que te de tu madre o tu padre para bajar la fiebre y aliviar las molestias y dolores.

Si tienes problemas para respirar, si empeoras en vez de mejorar u orinas menos de lo habitual, díselo a tu madre o a tu padre. Estos síntomas indican que podrías necesitar ir otra vez al médico.

Como en la mayoría de los casos de gripe, probablemente te encontrarás mejor dentro de aproximadamente una semana. Hasta entonces, tendrás que quedarte en casa en vez de ir al colegio, descansando y tomándote las cosas con calma. Esperamos que no contraigas la gripe este año pero, en caso de que la padezcas, ¡ahora ya sabes qué debes hacer!

Revisado por: Kate Cronan, MD
Fecha de revisión: agosto de 2010


Related Sites

Institutos Nacionales de la Salud
Centros para el Control y la Prevencion de Enfermedades

Related Articles

Qué debes hacer si contraes la gripe
¿Qué son los gérmenes?
Gripe: detén su transmisión
Gripe: ¿debes ir a la escuela?
¿Por qué tengo que lavarme las manos?
¿Quién necesita ponerse la vacuna antigripal?