dev

Infecciones por campylobacter_KH_Parent

Infecciones por campylobacter

(Campylobacter Infections)

Campylobacter es un tipo de bacteria que infecta el tracto gastrointestinal que generalmente se transmite a través de alimentos o agua contaminados. Esto incluye carnes (especialmente el pollo), el agua que se extrae de fuentes contaminadas (riachuelos de la montaña o ríos que están cerca de donde pacen los animales), y leche o productos lácteos que no han sido pasteurizados. Los animales domésticos también pueden ser portadores de Campylobacter y pueden transmitir la bacteria a sus dueños. Aunque menos común, la transmisión de persona a persona puede ocurrir por el contacto directo con la materia fecal de una persona infectada, especialmente un niño con pañales.

Existen muchos tipos de esta bacteria. En los Estados Unidos, la bacteria del tipo Campylobacter jejuni (C. jejuni) infecta entre dos y cuatro millones de personas cada año y es responsable del 99% de las infecciones por Campylobacter. De todos los tipos de bacteria, C. jejuni es la principal causa de diarrea a nivel mundial y la segunda causa más común en los Estados Unidos. En general, los niños menores de un año, los adolescentes y los adultos jóvenes son los más afectados.

El C. jejuni se encuentra frecuentemente en los intestinos de muchos animales domésticos y salvajes. Estos animales llevan la bacteria en sus heces y pueden contaminar los alimentos, el agua o la leche que consumen los humanos. Una vez dentro del aparato digestivo humano, el C. jejuni infecta y ataca el revestimiento de los intestinos grueso y delgado.

Además del C. jejuni, existen otros tipos de Campylobacter que pueden causar enfermedades. El Campylobacter fetus (C. fetus) es una especie parecida al C. jejuni que normalmente ataca a los recién nacidos o a personas con el sistema inmunitario debilitado. C. fetus también causa una enfermedad más grave, que típicamente requiere tratamiento prolongado con antibióticos.

Además del tracto gastrointestinal, el Campylobacter también puede afectar a otras partes del cuerpo. Puede producirse bacteriemia, es decir, las bacterias pueden circular en el torrente sanguíneo. Esto es más común en pacientes muy jóvenes y muy ancianos, y en aquéllos con enfermedades crónicas o sistemas inmunitarios débiles. Dependiendo del paciente, este trastorno puede resolverse sin síntomas o puede afectar a una serie de órganos.

En casos aislados, puede aparecer una forma inusual de artritis después de una infección por Campylobacter. Algunos informes indican que esta infección bacteriana ha provocado el síndrome Guillain-Barre, una enfermedad que afecta el sistema nervioso.

Signos y síntomas

Los principales síntomas de la infección por Campylobacter son fiebre, calambres abdominales y diarrea, que generalmente es leve, aunque a veces puede ser grave. La diarrea puede derivar en deshidratación, que debe ser controlada de cerca. Los signos de deshidratación son: sed, irritabilidad, cansancio, somnolencia, ojos hundidos, boca y lengua secas, piel seca y disminución de la frecuencia de excreción urinaria, y (en bebés) un pañal seco durante varias horas.

En casos de infecciones por Campylobacter, la diarrea que inicialmente es líquida, después puede contener sangre o mucosidad. A veces el dolor abdominal aparenta ser un síntoma más significativo que la diarrea. La infección podría confundirse con una apendicitis o un problema de páncreas.

Contagio

Las infecciones por Campylobacter son contagiosas. Un individuo que entre en contacto con la deposición de una persona (por ejemplo, un niño infectado con pañales) o de un animal infectado (como un perro o un gato) puede contagiarse la infección.

Prevención

Puede prevenir las infecciones por Campylobacter bebiendo agua que haya sido analizada y de pureza comprobada, especialmente en países en vías de desarrollo, y bebiendo leche que haya sido pasteurizada. Cuando vaya de acampada o de excursión, evite beber agua de los riachuelos y de fuentes que pasan por tierras donde pacen animales.

Usted puede eliminar la bacteria de la carne contaminada cocinándola bien y comiéndola mientras está caliente. Siempre que prepare la comida, lávese las manos antes y después de tocar carnes crudas, especialmente la del pollo y otras aves. Limpie tablas de preparación, mesadas y utensilios con jabón y agua caliente después de que hayan estado en contacto con carne cruda.

Cuando cuide a un miembro de la familia que tiene diarrea, recuerde lavarse las manos antes de tocar a otras personas de la casa y antes de tocar los alimentos. Lave y desinfecte el baño después de que lo haya usado la persona con diarrea. Además, si su perro o su gato tiene diarrea, lávese las manos con frecuencia y consulte a su veterinario sobre el tratamiento.

Incubación

Los síntomas suelen aparecer de uno a siete días después de la ingestión de la bacteria.

Duración

La diarrea se detiene generalmente en un período de dos a cinco días, aún sin tratamiento con antibióticos. La recuperación completa suele demorar aproximadamente una semana. En aproximadamente el 20% de los casos, la diarrea dura más (de tres a cuatro semanas) o es recurrente.

Diagnóstico

El pediatra de su hijo puede ordenar un examen fecal al laboratorio para comprobar la existencia de Campylobacter. También puede requerir otras pruebas de laboratorio, especialmente si hay sangre en las deposiciones de su hijo.

Tratamiento profesional

Los niños con deshidratación moderada y grave deben ser examinados por un médico y podrían necesitar recibir líquidos por vía intravenosa (IV) en el hospital.

Aunque la mayoría de los niños con infecciones por Campylobacter se recupera sin tomar medicación, ocasionalmente el médico podría decidir recetar un antibiótico (como eritromicina) especialmente si el niño es muy pequeño o si los síntomas son graves. Si el médico le receta antibióticos, adminístrele la medicación siguiendo el horario que le ha ordenado. Además, no le dé ningún medicamento para la diarrea sin consultarlo antes con el médico.

Tratamiento en el hogar

Después de un examen médico, la mayoría de los niños con infecciones por Campylobacter se trata en casa, especialmente si no existen signos de deshidratación importante. Los pacientes deben beber muchos líquidos mientras dure la diarrea y los niños deben ser controlados para detectar señales de deshidratación.

Los niños con diarrea leve que no estén deshidratados, deben continuar comiendo normalmente y aumentar la ingesta de líquidos (se deben evitar los jugos de frutas y las gaseosas que pueden empeorar la diarrea). Si el niño está deshidratado, debería ingerir una solución oral de rehidratación, como Pedialyte, durante aproximadamente 4 horas para corregir la deshidratación y continuar luego comiendo normalmente. Los niños que toman leche materna deberían continuar haciéndolo sin interrupción.

Cuándo llamar al pediatra

Si las heces contienen sangre o son de color negro como el alquitrán, o si su hijo luce deshidratado, llame al pediatra de inmediato.

Actualizado y revisado por: Joel Klein, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2009



Related Articles

Seguridad alimentaria para su familia
La fiebre y cómo tomar la temperatura de su hijo